Saltar al contenido

¿Por qué celebramos el 19 de febrero el Día contra la LGTBIfobia en el Deporte?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Pese a destacar en el Norwich City a finales de los setenta gracias a los 35 goles que marcó en 90 partidos, las presiones hacia el futbolista profesional Justin Fashanu tras declarar abiertamente su homosexualidad, le llevaron con 37 años a quitarse la vida en 1998 a las afueras de Londres.

Justin Fashanu

«Ya no quiero ser más una vergüenza para mis amigos y familia.
Finalmente encontraré la paz».

Justin Fashanu escribió en una nota que dejó junto a su cuerpo en el momento de quitarse la vida en un garaje a las afueras de Londres

Justin Fashanu nació el 19 de febrero de 1961 y fue un jugador de fútbol inglés que jugó para una serie de clubes entre 1978 y 1997. Fue el primer futbolista profesional en admitir públicamente su homosexualidad. En 1990 el tabloide The Sun hizo publicó en portada la declaración del deportista: «I am gay», pero lo hizo bajo presiones. Nik Baker, autor del libro biográfico Forbidden Forward, contó a ICON (El País) cómo el tabloide inglés chantajeó a Justin: «sabemos que eres gay, o lo cuentas y te pagamos por ello o igualmente lo sacamos y no recibirás nada de dinero«. Finalmente, Justin recibió 20.000 libras por la entrevista que convirtió su vida en un infierno y rompió su carrera profesional.

Su padre, que fue un abogado nigeriano y su madre, una enfermera de Guayana, dejaron tras su separación a Justin y su hermano, el también exitoso futbolista John Fashanu, una año menor que él, en un orfanato. John siempre le dio la espalda a su hermano debido a su orientación: «no me gusta ver el apellido Fashau en la prensa hablando de homosexualidad, la gente pensará que soy yo», llegó a declarar, y en 2015 aseguró haberle ofrecido a su hermano 75.000 libras para que mantuviera su silencio.

Justin Fashanu

Justin intentó buscarse la vida tras su marcha de Londres hacia EE.UU., pero la situación se complicó cuando el 25 de marzo de 1998 fue acusado de violar a un chico de 17 años. Aunque no huyó de la justicia, volvió a Inglaterra con el temor de no recibir un juicio justo en aquél país. Su cuñada, quien estuvo casada con su hermano John durante nueve años, aseguró que Justin fue chantajeado por este chico, quien le pidió dinero a cambio de su silencio, a lo que Justin se negó. Finalmente fue absuelto por falta de pruebas, pero el deportista nunca consiguió superar ese trauma.

Su vida encontró un traumático final en mayo de 1997, cuando se quitó la vida a las afueras de Londres en un garaje. Junto a su cuerpo ahorcado, las autoridades encontraron una nota de despedida: «Me he dado cuenta de que ya he sido condenado como culpable antes de comenzar el juicio. Nunca abusé de aquel joven. Sí, tuvimos sexo, pero basado en el consentimiento mutuo. A la mañana siguiente me pidió dinero, y cuando le dije que no, me respondió ‘espera y verás’. Ya no quiero ser más una vergüenza para mis amigos y familia. Espero que el Jesús que amo me acoja. Finalmente encontraré la paz».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Show Buttons
Hide Buttons