Saltar al contenido

2022 ha sido el año más violento para las personas LGTBI+ de la última década

Tiempo de lectura: 3 minutos

Fuente: FELGTBI+

La Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex de Europa (ILGA Europa), de la que forma parte la Federación Estatal LGTBI+ (FELGTBI+), denuncia que 2022 ha sido el año más violento para las personas LGTBI+ de la última década y señala como causa el aumento progresivo de los discurso de odio contra el colectivo . Así lo revela su Informe Anual sobre la Situación de los Derechos Humanos de las Personas LGBTI+ en Europa y Asia Central que ha presentado este lunes en Bruselas.

Según la organización internacional, los ataques planificados y los suicidios “a raíz del creciente y generalizado discurso de odio de políticos, líderes religiosos, organizaciones de derecha y medios de comunicación” han marcado el día a día del colectivo durante el pasado año.

Te recomendamos que escuches:

Esta 12ª edición del informe de ILGA-Europa ha abordado el fenómeno creciente del discurso anti-LGBTI+, ya que, tal y como informa la entidad, “el odio hacia las personas LGBTI+ ha sido fomentado y utilizado para obtener beneficios políticos”. “Como resultado, las agresiones físicas y los ataques contra personas LGBTI+ con voluntad de matar han aumentado a niveles sin precedentes, incluidos dos ataques terroristas cerca de bares LGBTI+ en Noruega y Eslovaquia, en los que murieron cuatro personas y 22 resultaron heridas”, explica la organización.

Durante la tramitación de la Ley Trans y LGTBI+, las personas trans hemos sufrido un brutal discurso de odio que nos ha presentado como violadoras y asesinas, entre otras barbaridades

Según la directora ejecutiva de ILGA-Europa, Evelyne Paradis: “desde ILGA-Europa llevamos años diciendo que el discurso del odio en todas sus formas se traduce en violencia física real. Este año, hemos visto que la violencia es cada vez más planificada y mortal, generando que las personas LGBTI+ se sientan inseguras en países de toda Europa”. “Tenemos pruebas de que el discurso del odio contra las personas LGBTI+ no son solo palabras de líderes minoritarios, sino un problema real con consecuencias nefastas para las personas y las comunidades”.  

Por su parte, la presidenta de la Federación Estatal LGTBI+, Uge Sangil, denuncia que “en España, el ascenso de la ultraderecha a las instituciones públicas ha provocado que, en organismos como el Congreso de los Diputados, tengamos que escuchar discursos que creíamos ya relegados a tiempos pasados como que existe un alarmante aumento de casos de homosexualidad y la transexualidad, como si ser LGTBI+ fuera una enfermedad, una pandemia”.

Tenemos ley, pero el odio va a seguir existiendo y mientras siga alimentado desde las instituciones públicas las personas LGTBI+ seguiremos sufriendo agresiones y ataques en las calles. Por eso, necesitamos con urgencia un Pacto de Estado contra los discursos de odio que la Federación Estatal LGTBI+ y otras entidades de la sociedad civil  estamos promoviendo”, anuncia.  

Asimismo, ha recordado que durante la tramitación de la Ley Trans y LGTBI+, las personas trans hemos sufrido un brutal discurso de odio que nos ha presentado como violadoras y asesinas, entre otras barbaridades, lo que ha generado muchísimo sufrimiento llegando incluso a intentos autolíticos. Esto debe parar ya y le pedimos a los medios de comunicación que lo tengan en cuenta a la hora de dar espacio a estos discursos”.

En este sentido, la presidenta ha asegurado que “teme” que estos mensajes sigan aflorando y ha pedido que se tenga en cuenta que van dirigidos a personas reales “especialmente vulnerables y previamente ya maltratadas por una sociedad que las ha venido discriminando de manera sistemática solo por ser quienes son”. 

“Estos discursos legitiman el odio, motivado por el desconocimiento, que muchas veces ya encontramos en nuestros espacios de trabajo, en nuestras escuelas, incluso en nuestras propias familias y promueven la violencia física. Es el miedo al otro, al diferente, el argumento tradicionalmente utilizado por la ultraderecha para conseguir rédito político, sin tener en cuenta que hay vidas detrás”, alerta Sangil. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons
Abrir chat
💬 ¡Cuéntanos algo! No te cortes
👋 ¡Hola!
¿Quieres participar de alguna manera en el programa "Somos de Colores"?

¡Cuéntanos!
Podcast. Damos los primeros pasos para deconstruir nuestra masculinidad tóxica y hegemónica hacia una masculinidad igualitaria y sana con Sebastián Martínez, miembro del Espacio de Hombres por la Igualdad de Jaén
Podcast. Damos los primeros pasos para deconstruir nuestra masculinidad tóxica y hegemónica hacia una masculinidad igualitaria y sana con Sebastián Martínez, miembro del Espacio de Hombres por la Igualdad de Jaén