Tiempo de lectura: < 1 minuto

Irán ha ejecutado las sentencias de muerte a dos personas LGBTI que llevaban seis años en el corredor de la muerte tras ser condenadas por sodomía, según varios activistas de derechos humanos. Irán está considerado uno de los países más represivos del mundo hacia las personas lesbianas, gays, bisexuales y trans, y la homosexualidad es ilegal en el país.

Los dos hombres se llamaban Mehrdad Karimpour y Farid Mohammadi, informó el domingo la Agencia de Noticias de Activistas de Derechos Humanos.

Fueron condenados a muerte por «relaciones sexuales no consentidas entre hombres» y colgados en una prisión de la ciudad noroccidental de Maragheh, a unos 500 kilómetros de la capital, Teherán.

Otros dos hombres fueron ejecutados en Maragheh por el mismo cargo el pasado mes de julio, según el informe. También el año pasado, Irán llevó a cabo 299 ejecuciones, incluida la de cuatro hombres condenados por delitos cometidos cuando eran niños. En 2021, Irán también ha condenado a muerte a 85 personas.

El pasado octubre, Javid Rehman, investigador independiente de la ONU sobre los derechos humanos en Irán, dijo a la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea General de la ONU que Irán sigue aplicando la pena de muerte «a un ritmo alarmante».

La legislación iraní define la sodomía, la violación, el adulterio, el robo a mano armada y el asesinato como delitos punibles con la muerte.

Fuente: Kif=Kif

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.