Saltar al contenido

CESIDA y Adhara denuncian la atención sanitaria pública del diagnóstico de VIH y otras ITS en casetas prefabricadas 

Tiempo de lectura: 3 minutos
  • El Hospital de Valme de Sevilla lleva más de un año con la atención a los pacientes de infecciones de transmisión sexual en consultas prefabricadas en el exterior del edificio principal que vulnera el derecho a la privacidad.
  • Con más de 60 reclamaciones interpuestas por los pacientes, aún no han recibido ninguna respuesta ni solución próxima que les garantice un trato humano y el derecho a la intimidad que cualquier atención médica sobre las ITS requiere.
El Hospital de Valme de Sevilla lleva más de un año con la atención a los pacientes de infecciones de transmisión sexual en consultas prefabricadas en el exterior del edificio principal
El Hospital de Valme de Sevilla lleva más de un año con la atención a los pacientes de infecciones de transmisión sexual en consultas prefabricadas en el exterior del edificio principal / Imagen: CESIDA

CESIDA / Adhara

Los pacientes de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Virgen de Valme llevan más de un año recibiendo la atención médica en unas consultas prefabricadas situadas de forma provisional en el exterior del edificio principal. Montadas entre las entradas principales del Hospital General y la del servicio de urgencias, se trata de una localización exterior que, debido al gran tránsito y presencia de población general en la zona, cuestiona una adecuada confidencialidad de las identidades de los pacientes atendidos. Además, la situación se ve agravada por la mala insonorización a causa de los materiales débiles con los que están construidas. Es decir, “cualquier persona puede ver claramente hacia dónde te diriges e incluso, aún peor, escuchar tu conversación médico-paciente desde los pasillos o sala de espera”, nos relata una de las personas afectadas. 

Esta realidad es la que vienen denunciando durante los últimos meses pacientes que acuden a estas consultas prefabricadas del hospital sevillano para que se les diagnostique o trate cualquier infección de transmisión sexual. “Si la privacidad de los pacientes es una máxima en la deontología médica, en cuestiones que tienen que ver con las relaciones sexuales hay que reforzar la comodidad del paciente para evitar que se avergüence y se sienta señalado a la hora acudir a su centro hospitalario”, comenta Jesús García, presidente de Adhara Asociación VIH/sida de Sevilla y Educador PAR en el Hospital Virgen de Valme. “Necesitamos ya una unidad de enfermedades infecciosas integrada en el servicio hospitalario, no unas casetas exteriores que solo fomentan la estigmatización de las personas que acuden a ser tratadas de VIH u otras ITS”.

El inicio de la actual circunstancia viene provocado por una reestructuración en las áreas clínicas del edificio principal. El área de enfermedades infecciosas se trasladó temporalmente a esta nueva ubicación fuera del edificio, pero resulta que esta situación, que era provisional, se está alargando ya demasiado en el tiempo y sigue sin tener un pronóstico claro de solución por parte de la gerencia del hospital. 

Según Jesús García, “la atención de los pacientes debería contar con un espacio que vele por un trato más humano e individualizado, donde se preserve la intimidad de los pacientes y se garantice su anonimato todo lo posible, además de contar con buenos recursos materiales que faciliten una correcta anamnesis y diagnóstico, como pueden ser lámparas de luz, camillas, pestillos en puertas… cosas que a día de hoy no tienen”. 

Ante esta situación, las entidades que trabajan en el ámbito de VIH/sida y otras poblaciones claves consideran muy necesario que se realice esta denuncia debido a la vulneración en derechos que sufren estos pacientes, los cuales están recogidos en la “Carta de Derechos de la Ciudadanía” de la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía: el primero, “Recibir atención sanitaria en condiciones de igualdad, sin que pueda ser objeto de discriminación por razón alguna, respetando su personalidad, dignidad humana e intimidad.”; y el segundo “Que se mantenga la confidencialidad de toda la información relacionada con su atención en cualquier centro sanitario; así como acceder a los datos personales obtenidos durante la misma.” (Ref Legal: Título II de la Ley de Salud de Andalucía. TÍTULO II – DE LOS CIUDADANOS. CAPÍTULO II -Derechos de los ciudadanos Art. 6 b) y f) 

Esta es una reclamación que parte de Cesida, Coordinadora Estatal de VIH y Sida, y Adhara Asociación VIH/sida con el apoyo de las siguientes entidades andaluzas:

  • Alternativa en Colores
  • Apoyo Positivo
  • Asociación Adriano Antinoo
  • Asociación Coro LGTBI de Torremolinos
  • Asociación Delta LGTBI Sierra de Cádiz
  • Asociación LGTBI Adelante
  • Asociación LGTBI + Roma de Rota
  • Asociación LGTBIQA+ La Janda Conil
  • Chrysallis Andalucía
  • Crezco, Familias LGTB de Andalucía
  • Diversenior
  • Fundación Manolita Chen
  • Junt@s Todos Por La Igualdad
  • Levantera Chiclana
  • LGTBIpol
  • LGTBHI Córdoba
  • Observatorio Contra la Lgtbifobia del Campo de Gibraltar
  • Ojalá
  • Pasaje Begoña
  • Roja Directa Andalucia LGTBI
  • Serranía Diverxa
  • Somos de Colores
  • Transdiversidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons
Abrir chat
💬 ¡Cuéntanos algo! No te cortes
👋 ¡Hola!
¿Quieres participar de alguna manera en el programa "Somos de Colores"?

¡Cuéntanos!
Podcast. Damos los primeros pasos para deconstruir nuestra masculinidad tóxica y hegemónica hacia una masculinidad igualitaria y sana con Sebastián Martínez, miembro del Espacio de Hombres por la Igualdad de Jaén
Podcast. Damos los primeros pasos para deconstruir nuestra masculinidad tóxica y hegemónica hacia una masculinidad igualitaria y sana con Sebastián Martínez, miembro del Espacio de Hombres por la Igualdad de Jaén